Funcrisa, Fundación Cristiana para la Salud, nace EN 1990 a partir de la visión de su fundador, Dr. Eddie Icaza. Funcrisa comienza a brindar servicio médico en un local ubicado en un sector urbano-marginal de la ciudad de Guayaquil. En ese entonces, el personal de Funcrisa lo conformaban 2 Médicos Generales, 1 enfermera y una Secretaria.

La gran necesidad de una atención médica efectiva orientada a pacientes de escasos recursos popularizó casi inmediatamente la atención médica en el pequeño dispensario de Funcrisa. Su fundador, Dr. Icaza, decidió que era tiempo de crecer y de procurar un mejor servicio para la comunidad, por lo que emprendió un viaje a Canadá donde visitó y trabajó con algunas Iglesias Cristianas con la finalidad de recaudar fondos para la compra del primer edificio que estuvo ubicado por 18 años en el Barrio Orellana, centro norte, de la ciudad de Guayaquil.

En el año 2008, Funcrisa adquirió un nuevo y amplio local ubicado en la Ciudadela Bolivariana, de Guayaquil. En el año 2009, se inició con las primeras remodelaciones que nos permitiría incrementar el volumen de pacientes un 22%, en tan sólo un año.

La comunidad local y de otras provincias, muy pronto reconoció y valoró el tratamiento médico efectivo de Funcrisa. Con mucho esfuerzo y trabajo, Dios proveyó los recursos para equipar consultorios, quirófanos, laboratorio clínico y centro de imágenes para exámenes y procedimientos oftalmológicos especializados.

En el 2012, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, evaluó el Staff Médico, infraestructura, equipos y protocolos de atención, y como resultado, acreditó a Funcrisa como Centro Hospitalario especializado en Oftalmología, Nivel III, máximo nivel de acreditación para instituciones de servicio médico. El Ministerio de Salud Pública, también refiere de manera privada pacientes para evaluación médica efectiva.

En todos estos años, el Señor ha bendecido esta institución, permitiéndole expandir su área de servicios al área rural, se implementaron nuevos quirófanos para Oftalmológica.

Hoy en día Funcrisa cuenta con 60 empleados y 40 médicos distribuidos en las especialidades médicas. Diariamente valoramos un promedio de 200 pacientes de diferentes edades. Muchos de ellos son diabéticos y/o hipertensos y de escasos recursos económicos. A través de diversas campañas gratuitas de atención oftalmológica detectamos cada año cerca de 2,000 casos de Catarata (principal causa de ceguera reversible en el mundo). Por lo menos 500 pacientes son beneficiados cada año con cirugías oftalmológicas gratuitas.