Conjunto de entidades clínicas caracterizado por hiperemia que afecta en parte o en su totalidad al segmento anterior del ojo (conjuntiva, córnea, iris, cuerpo ciliar y párpados).

Las causas de ojo rojo varían en severidad, y aunque muchas son transitorias y pueden ser controladas sin secuelas, otras pueden ser causa de ceguera o de problemas sistémicos serios, razones que obligan a prestar atención ordenada y sistemática al paciente.

SEPARE SU CONSULTA

¡No deje para mañana lo que puede hacer hoy!
Si usted sufre alguna molestia en sus ojos, no dude en comunicarse con nosotros.

FACTORES DE RIESGO

Se desconoce la causa

Hereditaros, enfermedades oculares asociadas (conjuntivitis alérgicas, anomalías congénitas, síndrome de Down).

El frotamiento vigoroso del ojo es un factor que empeora la enfermedad.

 

SÍNTOMAS

  • Visión ligeramente borrosa que con el progreso de la enfermedad se deteriora, con diferencia entre un ojo y el otro y distorsión de las imágenes.
  • Fotofobia.
  • Fatiga ocular.
  • Picazón en los ojos.
  • La córnea se va adelgazando y deformando ocasionando un astigmatismo cada vez más elevado que no puede ser tratado mediante gafas.
  • Córnea en forma de cono

CIRUGÍAS QUE SE PUEDEN REALIZAR

  •  Cross linking para reforzar el adelgazamiento corneal.
  •  Trasplante de córnea.
  •  Lentes fáquicos.
  •  Queratoprotesis.
 

TRATAMIENTO

Lentes de contacto

Ojo seco es aquel con deficiencia de lágrima, que puede presentarse con ardor, quemazón, sensación de cuerpo extraño, picazón, y ojo rojo.

CAUSAS

Los factores de riesgo de ojo seco son muchos, entre ellos: exposición aumentada a factores ambientales (polvo, viento, aire acondicionado, pantalla del ordenador, etc.), fármacos sistémicos ( antihistamínicos, antidepresivos, beta bloqueantes, etc.) , fármacos tópicos como gotas para glaucoma, factores hormonales, deficiencia de vitamina A, enfermedades sistémicas ( S. sjogren, artritis, lupus, etc.).

TRATAMIENTO

Depende de la severidad y de la causa. Se pueden utilizar lágrimas artificiales, anti-inflamatorios, inmunoreguladores y en algunas ocasiones medicación sistémica.
En casos mas severos se puede llegar a requerir tratamiento quirúrgico como taponaje de orificios lagrimales.

TENER EN CUENTA

El ojo seco es una enfermedad multifactorial de las lágrimas y de la superficie ocular que cursa con molestias, trastorno visual e inestabilidad de la película lagrimal..

TOME PRECAUCIONES

Si tiene algún síntoma de ojo seco con gusto le atenderemos.

La retina es una capa de nervios en el fondo del ojo cuya función es percibir la luz y ayudar a enviar las imágenes al cerebro. El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que éstos sufran una fuga de fluido o sangre y que se formen conductos frágiles e irregulares y tejidos fibrosos, esto puede tornar borrosas o distorsionar las imágenes que la retina envía al cerebro.

Los riesgos de desarrollar retinopatía diabética aumentan entre más tiempo padecen de diabetes los pacientes. Alrededor del 80% de las personas que han padecido de diabetes durante por lo menos 15 años, presentan algún tipo de daño en los vasos sanguíneos de la retina.

Clasificación

La retinopatía no proliferativa es una fase inicial de la retinopatía diabética. En esta etapa, los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina sufren daños y presentan fugas de sangre o de fluido, ocasionando que la retina se inflame o se formen depósitos conocidos como exudados en ocasiones, el líquido exudativo se deposita en la mácula lútea, parte de la retina que posibilita ver detalles minúsculos (letras y números), produciendo un edema macular.

 

La retinopatía proliferativa describe los cambios que se presentan con la neovascularización, es decir, cuando los nuevos vasos sanguíneos anormales empiezan a crecer en la superficie de la retina, produciendo imágenes borrosas y distorsionadas, además, estos vasos sanguíneos anormales posibilitan el desarrollo de tejidos fibrosos que pueden estirar y retraer la retina, desprendiéndola del fondo del ojo, causando el desprendimiento de la retina. Si no es tratado adecuadamente puede causar una severa pérdida de la vista. Los vasos sanguíneos anormales también pueden desarrollarse alrededor de la pupila (en el iris), ocasionando glaucoma de tipo neovascular al provocar un aumento en la presión interior del ojo.

 

Síntomas

La retinopatía de fondo y la no proliferativa generalmente no presenta síntomas, aunque la vista puede tornarse gradualmente borrosa si se sufre de edema macular. Si se presentan hemorragias, la vista se puede tornar borrosa, con manchas e inclusive puede perderse totalmente. Aunque no es acompañada de dolor, la retinopatía proliferativa constituye una condición severa de dicha enfermedad y requiere de atención médica inmediata. La presión arterial elevada pueden agravar la retinopatía diabética.

Tratamiento

En muchos casos el tratamiento es necesario, pero se requerirá de someterse a exámenes periódicos de la vista. En otros casos, se recomendará un tratamiento para detener el avance de las lesiones ocasionadas por la retinopatía diabética y de ser posible para mejorar la calidad de la vista. Asimismo, otras opciones de acuerdo al avance de la enfermedad son la cirugía láser, crioterapia, vitrectomía y la cirugía de desprendimiento de retina.