Conjunto de entidades clínicas caracterizado por hiperemia que afecta en parte o en su totalidad al segmento anterior del ojo (conjuntiva, córnea, iris, cuerpo ciliar y párpados).

Las causas de ojo rojo varían en severidad, y aunque muchas son transitorias y pueden ser controladas sin secuelas, otras pueden ser causa de ceguera o de problemas sistémicos serios, razones que obligan a prestar atención ordenada y sistemática al paciente.

SEPARE SU CONSULTA

¡No deje para mañana lo que puede hacer hoy!
Si usted sufre alguna molestia en sus ojos, no dude en comunicarse con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *